Procedimientos

En la reumatología se realizan diferentes tipos de tratamientos y procedimientos, entre los más importantes se citan los siguientes:


Biopsia de músculo con aguja

Este procedimiento se realiza con alguna frecuencia debido a ser minimamente invasivo, con una aguja especial para toma de biopsias de tamaño french 14, esto hace que no sean necesarias incisiones quirúrgicas ni suturas lo que la hace apta para todo tipo de pacientes no importa su edad ni las enfermedades concomitantes al no tener ningún riesgo para la salud. Es necesario en todas las personas con enfermedades musculares conocidas o en estudio y permite de una manera objetiva valorar la evolución de las mismas, que de otra manera se haría en un quirófano con grandes incisiones y toma de gran muestra de músculo.

 

 


Viscosuplementación

Este es un procedimiento aprobado por el colegio americano de reumatólogos y la liga europea de enfermedades reumáticas donde colocamos una sustancia que se llama acido hialurónico, la cual es la responsable de las propiedades mecánicas del líquido que “lubrica” las articulaciones (liquido sinovial) y por ende revierte el daño de enfermedades degenerativas como es la osteoartritis o artrosis en sus sitios más frecuentes como en rodillas y en caderas. Esta última cuando es en cadera se coloca por medio de ultrasonido de tejido blando, lo que hace completamente exacta la colocación de la misma. En la cadera y en la rodilla su uso es muy exitoso y tenemos un gran numero de pacientes satisfechos que nos visitan incluso del exterior y lo realizan de manera rutinaria, evitando de esta manera cirugías de reemplazo de cadera y rodillas. Entre las grandes ventajas es que sea un procedimiento minimamente invasivo, sin ninguna efecto secundario y completamente ambulatorio, o sea que el paciente no requiere ni internamientos ni tiempo de observación.

 


Infiltraciones

En realidad infiltrar quiere decir textualmente colocar una sustancia ya sea anestésica, antiinflamatoria o cualquier otro tipo ya sea en las articulaciones, el tejido blando, o bursas. El procedimiento es mínimamente doloroso porque se usan un tipo de agujas muy delgadas, mucho más de lo que se usa para infiltrar por cualquier especialista. Se cambian de grosor solamente cuando se requiere extraer líquido de algun tejido o articulación, ya sea porque hay derrame articular por infección, sangre, etc. A este procedimiento de extraer líquido NO se le llama infiltración, su nombre es artrocentesis. En nuestra clínica solo usamos los mejores antiinflamatorios del mercado como depo-medrol® de Pfizer, esto aunque los pacientes no lo entiendan es de suma importancia pues de la calidad del antiinflamatorio depende completamente su evolución.